Un nuevo día

4468929-mujer-en-la-cama-tratando-de-despertar

Un nuevo día acaba de parir sus primeros destellos bajo la influencia de una recién estrenada estación. El tiempo, fuera, parece que vive en la inopia y no hace nada por sincronizar su ánimo con el calendario de mi pared. Hace sueño, demasiado para hacer algún intento de despojo textil y dejar al descubierto mis flaquezas. Me niego a desprenderme de mi refugio de algodón para dejarlo caer sobre un lecho que, cada día, se muestra indiferente a mis delirios de noctámbula descreída. Con precisión felina, me dejo caer sobre ese áspero suelo de parqué que llora sus vestiduras de antaño, cuando todavía podía reflejar mis bostezos sobre su lomo reluciente. Arrastro mi acomplejada forma humana hacia el lavabo y limpio mis pecados con el agua más pura que encuentro disponible a esas horas tan prematuras. Cepillo mis dientes con innecesario ímpetu porque todavía no hay restos de vida muerta, tan sólo el recuerdo de un aliento que no se ha quedado a dormir. Agudizo mi oído y me dejo arrastrar por los iniciales brotes sonoros de mis congéneres en sus casas hipotecadas. Me disperso entre ladridos tempranos y broncas matutinas, entre sabios consejos y besos de buenos días, entre sonidos y silencios donde las calles aguardan en fila india los primeros ruidos de la rutina; donde el aire se despereza a lo largo de las avenidas en forma de aprendiz de viento huracanado; donde la vida agazapada por sus temores va saliendo de su escondrijo y amenaza con resurgir de sopetón a golpe de sirena; donde la maquinaria recién engrasada se dispone a arrancar sus viejos motores; donde todo comienza para volver a terminar…

Mastico con descarada parsimonia la idea de emprender el vuelo, pero me acosan las dudas a preguntas que no estoy en disposición de responder y quizá, no exista una maldita contestación que sacie su sed de relativizar los problemas para seguir tirando, pero está claro que por este camino no se puede continuar, las piedras obstaculizan el tránsito y cada vez se vuelve más angosto, más fangoso, más impenetrable. Las tostadas del desayuno me saben a recuerdos quemados. La leche con café inunda mi boca y se empeña en remover las trabas que crecen al borde de mis encías. Estrujo mis pensamientos como si quisiese extraerles su zumo, concentrándome en cada recodo de mi mente para que ninguna partícula se disuada de mi labor desempeñada con auténtico rigor científico. Paladeo su sabor a desconcierto y me doy cuenta de que no tienen sal. Le falta lo esencial para que puedan apasionarme o, al menos, captar mi atención y hacer que me esfuerce por desarrollarlos. Además de su carencia en sodio, están desprovistos de sentido y se aglutinan en mi paladar con cierto desorden. Un bullicio de teorías robadas que se mezcla con alguna que otra idea preconcebida, varios sueños rotos y una pizca de deseos empañados que se emplazan día a día en ese pandemónium mental en que se ha convertido mi masa gris. Enjuago mi boca con tímidas promesas y con ello se evaporan los escasos efluvios que emanan de este escueto desayuno, que más que sabor a gloria, me ha sabido a mucha pena…

Anuncios

2 comentarios sobre “Un nuevo día

  1. asín en plan desafío… ¿serías capaz de mantener ese nivel poético en una historia con planteamiento, nudo y desenlace? … me gusta mucho tu/la prosa poética, a la que soy incapaz de aspirar, pero siempre que me enfrento a un texto poético me quedo con la sensación de estar oliendo un sabrosísimo estofado, pero que el plato en realidad está vacío… no sé si me explico xD

    Me gusta

    1. Ufff, no sé yo… contar en este tono una historia no debe ser fácil, tampoco lo he intentado. Estas “idas de olla” que me salen tan poéticas fluyen sólas y normalmente pensando en una situación. Introducir una trama en ellas sin perder el estilo, me parece muy difícil (pero no imposible) 😉
      Tu puedes aspirar a esto y mucho más!! o es que.. ¿no te has leído?
      Intentaré llenar el plato con más “chicha” para que no te quedes con el estómago vacío… 😛
      (gracias por el comentario) Un placer que me leas!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s