“Los libros son…

“Los libros son como los amigos, no siempre es el mejor el que más nos gusta.”
Pío Baroja.

Aunque alguien dijo que la vida es muy breve como para perder el tiempo leyendo libros de escritores nóveles con la de grandes clásicos que existen, yo considero que hay que leer de todo. Creo que debe darse una oportunidad tanto a esas joyas literarias consagradas, que no por ser reconocidas mundialmente pueden deslumbrarle a uno, como a esos nuevos descubrimientos que se pueden hacer en los sitios más insospechados. Hay gente realmente buena a la que no conocemos (p.ej. A mí no me sonaba de nada Patricio Pron y cuando le ví en la Feria del Libro con su libro “La vida interior de las plantas de interior”, no pude resistirme. Es un genio de la narrativa. A Eloy Moreno le conocí de la misma forma y pasó de ser un auténtico desconocido a vender miles de volúmenes, claro que, éste se lo curra muchísimo y tiene una interacción con los lectores brutal).

Es cierto que hay grandes clásicos de indiscutible talento y maestría, p.ej. “El ensayo sobre la ceguera” de Saramago, que me parece de lo mejor que he leído en la vida, pero… hay otros que, para mí, no valen todo lo que se dice, p.ej. “El viejo y el mar” de Hemingway, que me pareció un tostón infumable. Mientras voy combinando las lecturas de best-sellers con autores menos conocidos, sigo abogando por todos esos nuevos talentos que a veces tenemos la suerte de encontrar por el camino y que nos hacen disfrutar, al mismo nivel o más, que un escritor de prestigio.

Dedicado a todos esos diamantes en bruto, que no necesitan pulirse para brillar.

Anuncios