Todos los ríos desembocan en tu cintura

Los-ríos-más-largos-del-mundo-1

Los pies en el cielo y la mirada fija en el suelo,

perdiendo cada segundo en una búsqueda en la que ya no creo.

Te insinúo que ya no puedo colarme en el hueco de tus piernas,

porque la distancia que las separa es infinita

y a mí, me agobian los espacios tan abiertos.

Todo me sabe a nada y nada, me sabe a ti.

Vago sin rumbo dando tumbos, de bar en bar,

de boca en boca, tragándome salivas por despecho o por costumbre,

dibujando destinos de los que ya no estoy satisfecho.

A la deriva de una suerte que me ha dejado tirado,

quiero volar al otro lado de esa acera,

surcando lagos, mares y a veces ríos con piedras.

Pequeños hilos de agua pura que desembocan siempre

a los pies de tu ansiada cintura.

Me paseo de la mano de una tentación que vive justo encima,

de esas que no piden explicaciones,

de esas que aunque las pidan alguna vez,

se conforman con un silencio como respuesta.

Busco secretos bajo otras faldas,

compañías amigas de lo ajeno,

ladronas de sueños y de miedos, de promesas sin cumplir.

Y sé que voy a seguir, malviviendo en el tejado de mi conciencia,

porque no dejo de pensar en ti por más que me lo proponga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s