Ese hueco por llenar

ORGASMOSomos vacío por rellenar, ese espacio tonto que a veces se queda entre interrogantes porque se ha puesto a la cola de lo que nos queda por hacer, aún sabiendo que somos prioridad. Y es extraño sentir cómo se corren los minutos sin haber acariciado cada segundo de tu cuerpo, que no es más que esa casilla de piel y huesos dónde quiero poner mi cruz para siempre y dejarme morir de amor.

Somos ese despiste que huele a recién lavado cada vez que olvidas que me quieres, que te quiero, que siempre hemos sido uno aún antes de habernos conocido y que te perdono porque sé que hay más pájaros en tu cabeza que nubes en mis días más grises.

Ahora noto cómo se acorta la distancia que surcaba mi sangre escapando de una rutina que nos hizo morir para resucitar, como si quisiese llegar la primera a una meta que cada día se vuelve más sencilla. Somos ese rincón oscuro dónde tus manos desnudas se pierden bajo mi camiseta y ese hueco que queda por llenar entre tu aliento y mis suspiros. Esta pequeña brecha que un día nos pareció abismo se ha ido llenando de sueños y risas y ahora… si nos asomamos al borde, ya podemos enfocar el otro lado para saltar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s