La chica del montón

 

llorar

Del montón, eres la que está en la cima sin haber escalado,

la que sonríe aún no teniendo ganas de hacerlo

porque sabe que la vida es cómo una buena amiga

aunque a veces vaya de puta.

Vuelve a pintarte esos ojos

que algún día fueron dos armas azul cobalto

capaces de derretir el hielo con un simple parpadeo

y los corazones más inaccesibles de un solo guiño.

Vuelve a subirte a esos tacones que dan vértigo

y asómate al mundo a la altura correcta.

Del montón, eres la más paciente,

la que sabe aguardar su turno en silencio

porque me dices que todo llega si se sabe esperar

y que todo cae por su propio peso.

Vuelve a bailar al son de tus latidos, que no han cesado

porque todavía no ha nacido nadie que se atreva a frenarlos.

Descubre que las razones para odiarme

son mucho más bajitas que las que tienes para quererme

y mírame a los ojos como nunca

si sientes que el cero ya no es una opción.

Del montón, eres la más valiente,

la que vive de ilusiones el presente

porque piensa que el mañana está demasiado lejos

y no le gusta jugar a ser predicción sobre tierra firme.

Déjate ir con las horas y date cuenta

de que algunas personas son parte de tu historia

pero no de tu destino

y así aprenderás a mirar atrás sólo de reojo

para poder seguir caminando con la mirada al frente.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “La chica del montón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s