Uno de esos días

calendario31Hoy es uno de esos días en que el invierno se arrodilla a tu lado para pedir perdón,
y te mira sin prisa, lento y despacio;
con esa mirada de brisa que te hace tiritar la memoria y congelar el corazón.
Y tienes razón, sólo se tarda un beso ciego en hacer que mudes la piel de cobra,
pero a veces ser valiente no es una opción sino un imposible.
Hoy es el día de sentarse a esperar palabras bien vestidas, de esas que llevan tacón y encaje,
de esas que te dejan las mejillas impresas de carmín y bañadas en perfume.
Y claro que me gusta deshacerte en halagos
y desnudarte con mi poesía encendida y mi razón en llamas
y besarte por sorpresa cuando piensas que has perdido el tren.
Hoy es el día de brindar porque “algún día” no se convierta en “jamás”
y porque los “peros” sean excusas para empezar de cero.
Hoy será uno de esos días
en que mire al cielo sin esperar nada a cambio
porque lo que tengo es mucho más de lo que merezco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s