Menú del día: El enredo y la mentira

Acababa de saber que “algún día” siempre estuvo vestido de “jamás” y no pudo evitar una sonrisa amarga mientras tragaba el peor bocado que él le había ofrecido de su plato.

 

Anuncios