¿Cuántas estrellas hacen falta?

11891236_10206363530000747_2324428155305377928_nCuando bebo hasta perderte en un rincón de mi memoria,
me convierto en ese alguien que huele a nubes porque vive en tu cielo
y sus pies no están hechos para esquivar cada golpe de entusiasmo
que le inyecta tu red. Esa con la que cazas mariposas al vuelo.
Reincides y vuelvo. Vuelvo a caer. Una vez tras otra.
Como si tu miel fuese mi alivio, como si cada sorbo que me daba tu luz
fuese una señal inequívoca de que estoy donde debo.

Voy a servirme tu olvido sin hielo y a fumarme tus promesas,
mientras te empeñas en pasarme de largo por ese camino sin asfaltar.
Ojalá no te tropieces con más piedras como yo
en esas noches en que volver a casa no entra dentro de tus planes.
Yo, me ajustaré las alas por si deciden volver a despeinarme
y salir, dejándose los dientes en una caja, a comerse bocas de verdad
de esas que saben a saliva, de las que muerden, de las que arañan,
de las que te arrancan el aliento a tiras en segundos.
Tu recuerdo me palpita entre las piernas,
late fuerte esa sensación que arde como el licor más maleducado.
Sujeto la copa con la que quise beberte de un sólo trago,
y ahora contemplo esa luna que, tal vez, esté mirándote a ti
y me pregunto cuantas estrellas tendré que contar
para que este deseo que me quema los labios se cumpla.

Anuncios

3 comentarios sobre “¿Cuántas estrellas hacen falta?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s