Esa alucinación neurológica post mortem llamada “cielo”

el-cazador-de-nubes-5

Vestido corto de flores pequeñas blancas sobre fondo azul marino y volantes sobre los hombros. Zapatos de tacón y piernas sin fin. Abrigo largo hasta la rodilla, bolso de ante y una nota mental que me recuerda cada día que el premio soy yo. Pelo suelto y ligeramente húmedo. Crema de manos para pieles sensibles, de protección factor 50 para el rostro y una sonrisa de miércoles que me sabe a noche anterior. En la boca un trident de fresa y muchas ganas de besarte y en el pecho, un corazón lesionado dispuesto a saltarse todos las señales de stop. Burdeos para las uñas, gloss para los labios y para los pómulos, coral eléctrico. Dos anillos; uno con distintos tonos de azul y otro plateado formando una gran S sobre el dedo índice. Pendientes de cadenas y plumas y la extraña sensación de estar olvidándome de algo.

Así estaba tu cielo este 10 de febrero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s