Tres

 

untitled

Hace tres días que tu huella volvió a besarme con los ojos empañados,

y no encontró más que la desnudez de mis versos,

frotándose las ganas de inviernos contra tus paredes de asfalto mojado.

Hace tres vidas que te echo de menos

y no sé qué pie debo apoyar primero en el suelo,

ni cuantos segundos contar entre recuerdo y recuerdo

para que tu ausencia no me haga perder los papeles que recuperé.

Hace tres páginas que taché de mi memoria tus lunares

y que marqué con cruces cada sombra que no me habla de ti o… de mí,

o de ese nosotros a medio hacer que abortamos.

Hace tiempo que huyo de aeropuertos con vistas al mar,

de muelles con aires de cielo abierto

y de espejismos que invocan tu risa.

Hace mil besos que nada me sabe tan agudo

como la dulzura de cada sílaba que resbalaba de mi lengua

para estrellarse en tus ojos y dejarme la piel tan vendida.

Hace tres notas que los viernes me parecen preludios de tormentas que nunca llegan,

porque saben que los tropiezos en mayúscula,

son la mejor forma de aprender…

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s