Tú y yo

tu-y-yo

Yo hacía acrobacias con los días y las palabras y con la pereza de sentirme ombligo de un mundo repleto de carencias, mientras mis piernas retaban al equilibrio y a la imprudencia con decididas zancadas de quien tiene más prisa que miedo y más razones para bailar bajo la lluvia de las que pueda contar con los dedos. Buscaba esa inspiración sin dobleces, ese pudor educado para vencerse a sí mismo ante un stop de risa floja, esa carcajada sin muscular que me cobrase en gotas de sudor caliente; buscaba, también, ese culo prieto de tacto sedoso y esa tempestad capaz de arrancarme de cuajo el bikini en ese mar de tonos apagados y ausentes, donde la ignorancia se viste de puta en oferta y la elegancia está al borde de la extinción.

Tú surcabas la pecera en busca de aristas sin pulir que te sobresaltasen el ánimo, de sirenas con curvas en mayúscula y la timidez tachada con saña, de escalofríos ardientes con el acento en las ganas y las excusas enfundadas, de la excepción subrayada con la memoria blindada, sin taras, sin defectos, sin saldos de cuentas pendientes con la vida y con los lunares todavía sin difuminar. Nadabas entre las mareas muertas, esquivando las miradas de todos esos tiburones sedientos de almas que apuestan su lado oscuro por un puñado de aspavientos. Puede que tu red rota fuese el cebo más valioso, porque ambos sabemos que todo lo que merece la pena dura un suspiro y, siempre, se necesitan salidas de emergencia para huir cuando las alarmas de incendio gritan “fuego”.

Yo fui ese soplo de desconcierto con buena letra que sedujo tus verbos y los condujo al borde de mi cintura para dejarlos caer entre mis piernas , fui el verso que te rozó los poros de la cordura y, aunque todavía dura la embriaguez, hemos vuelto a la orilla. Y desde esta playa te miro florecer bajo la ropa y crecer sólo con evocarme o con recordar tus charcos en mi espalda cuando te descorcho la vida y te desplomas sobre mí.

Tú eras ese bocado de exquisitas proporciones y humedad, que eyaculaba palabras de deseo sobre mi escote y deshojaba margaritas por rutina. Acariciaste mis miedos hasta convertirlos en ceniza y, entonces, la brisa tonta de principios de febrero me hizo un traje de locura sin costura y esculpí esa tentación aguda que germinó un palmo más abajo de tu ombligo y te hizo caer en la rotundidad del “cuanto antes”, sin paladear pros y contras porque sabes que el sabor de la adrenalina recién exprimida es el trago más reconfortante que la ilógica te brinda y tú escogiste desnudarme la sombra y lo hiciste del modo más salvaje con el que pueden mirarse a los ojos dos aciertos que buscan cielos estrellados en los que provocar hogueras y, desde entonces, compartimos ese escalón que nos convierte en iguales y cada vez que nuestras orillas se mojan hasta las rodillas, nuestra piel nos suplica que ,tú y yo, seamos de nuevo uno.

Anuncios

4 comentarios sobre “Tú y yo

  1. Buenas Virginia,

    una suerte encontrar estos retazos tan puros entre la inmensa marea. Me ha gustado mucho el tono, desbordas intensidad y se nota que lo que escupes lo haces desde bien adentro. Hay figuras muy bellas y el arsenal de recursos para invertir la realidad y desnudar las apariencias es superlativo. Como único punto, te diría que entre la intensidad, echo de menos un poco de reposo a nivel de formas. Un punto de vez en cuando ayuda un poco a leer mejor y no ahogarte entre tanto sofoco.

    Enhorabuena por el texto.
    Un placer! Nos leemos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Rafa,
      un placer que te guste lo que me sale de dentro. Lo sé, frases kilométricas y demasiado intensas, intentaré dar treguas al lector para que no se me ahogue de la emoción, jaja, gracias por el apunte!!
      Un abrazo!!! Nos leemos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s