Diseña tu vida Part.II

n-CADENA-628x314

Partimos de la base de la necesidad del progreso constante a nivel mental para no estancarnos y vivir con el piloto automático conectado y esa evolución de pensamientos nos tiene que llevar a una vida plena, en la que disfrutemos del camino que recorremos hacia las metas que nos trazamos. Es muy importante marcarse objetivos y metas (más o menos ambiciosos) para progresar y ser felices.

Si somos capaces de sentarnos a pensar sobre quienes somos, qué queremos y por qué actuamos de una determinada forma, tendremos la herramienta básica para empezar a cambiar lo que no nos gusta. Podemos lograr la metamorfosis personal, si la trabajamos y así conseguir saborear más cada día que vivimos. Y no hablo de grandes cambios, ni de radicalizar conductas opuestas (aunque también se puede) sino de pequeñas variaciones a lo largo de nuestra rutina que, poco a poco, pueden descubrirnos otros caminos alternativos y desconocidos que harán que comencemos a disfrutar del camino y hacer que tomemos consciencia de esa ruta que, muchas veces, recorremos de forma totalmente autómata.

Respondiendo a la pregunta de ¿Quién soy?: Como individuo con sus características identificativas, ya sean físicas y psicológicas, con su capacidad para relacionarse con el entorno y su modo de hacerlo, con su propia concepción y las percepciones que los demás le transmiten en los distintos ámbitos (familia, amigos, pareja, compañeros de trabajo, desconocidos, etc) tenemos la base a partir de la cual podemos responder a la siguiente cuestión: ¿Qué elijo ser? Se puede elegir en todo momento quién ser, no nacemos de una forma predeterminada, nuestro carácter y personalidad se forjan con la ayuda de todas las vivencias que protagonizamos según dónde nos criemos, estudiemos, vivamos, etc. Somos la consecuencia de nuestras experiencias pero el hecho de tomar consciencia de esto, es lo que nos da el poder de decidir cambiar según cómo enfoquemos esos hechos que nos ocurren. Esto es lo que nos hará ser de una forma u otra. Para conformar nuestro pensamiento hay procesos inconscientes y conscientes (éstos son los que podemos manipular y cuanta más información recibamos más herramientas tendremos) Como decía Sócrates: Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia. El aprendizaje nos da la opción de poder elegir de una forma consciente nuestra actitud frente a los hechos que acaecen a nuestro alrededor o que nos suceden y decidir de qué manera nos afectan a nuestro modo de pensar, actuar y sentir.

Hay un mapa que explica cómo se forma nuestra personalidad: (y ésta es distinta según dónde y con quién nos hayamos criado, por lo que no seríamos los mismos de haber crecido p.ej con una familia distinta o en un país distinto, la personalidad no es algo genético) Otra frase que me chocó de la conferencia fue que: “somos el promedio de las 5 personas con las que, habitualmente, más nos relacionamos” (de ahí la importancia de rodearse de gente positiva)

El esquema es éste:

esquemaNacemos como seres en blanco, sin personalidad definida. A medida que crecemos recibimos una educación (ya sea familiar, escolar, etc), nos rodeamos de personas y nos van sucediendo cosas que hacen que nuestra mente empiece a moldearse. Por tanto, al principio, somos nuestro SER, no somos nuestra personalidad. El primer paso del “Ser” es el dolor. Comenzamos a experimentar ese sentimiento porque somos vulnerables. De niños somos muy temerarios, desconocemos el dolor pero en base a lo que vamos viviendo vamos desarrollando esta sensación. No obstante, hay un límite para ésto; nuestro cuerpo no soporta más dolor, una vez superada esa frontera y todo lo que excede de ahí lo desprecia o no le genera la misma sensación de angustia. El siguiente peldaño es el Miedo. Este empieza a desarrollarse a partir de la adolescencia, en base a hechos que nos ocurren empezamos a tener miedo como mecanismo de defensa. He saboreado el dolor “X” veces y ahora tengo miedo, como consecuencia lógica. De ahí pasamos a los Prejuicios. Cómo respuesta a mis miedos, mi mente se crea unos prejuicios que me llevan a descartar situaciones por miedo para no sentir más dolor. (Y este proceso lo vamos haciendo de forma automática, sin pararnos a pensar en si esos prejuicios tienen un fundamento cierto) Por último, cómo necesito reafirmarme en mis creencias nos aliamos con gente que piensa igual a nosotros, para sentir que no estamos solos y seguir fortaleciendo esa ideología que nos hemos construido. Este es nuestro mapa mental. ¿Qué sucede? Que muchas veces todos nuestros planteamientos no tienen una base lógica o razonada, sino que son el producto de una educación obsoleta o de ciertos prejuicios infundados o de excepciones que convertimos en reglas generales o en cualquier hecho que elevamos a la categoría de verdad absoluta sin pararnos a cuestionar si es así o si existen las verdades absolutas, lo damos por hecho.

Hay que entender para decidir y para poder caminar de vuelta a nuestro SER primigenio. Tenemos que cuestionarnos todos nuestros planteamientos y es ahí cuando te das cuenta de que tienes muchos prejuicios. Es un ejercicio complicado ya que volveremos a pasar por el miedo, otra vez por el dolor y eso puede hacer que deseemos volver atrás, a nuestra cómoda ideología, a volver a reafirmarnos y no cambiar pero debemos replantearnos nuestras estructuras mentales si queremos evolucionar y esto es lo que nuestro cuerpo y mente nos piden cuando empezamos a sufrir una crisis existencial, que volvamos al Ser y empecemos de nuevo. Es un proceso de demolición para volver a una nueva construcción. Hay personas que para obviar que su propio SER quiere volver al inicio desarrollan adicciones, tales como adicción al trabajo, a las compras compulsivas, etc. y lo hacen como si con ellas pudiesen despistar lo que su mente y cuerpo les demandan. Mientras están ocupadas no son conscientes de la necesidad de cambio y, con ello, van avanzando y sorteando esas crisis que tarde o temprano todos acusamos en mayor o menor medida.

El proceder de nuestra mente es:

Pensamiento——> Actuación——–>Sentimiento

Si el pensamiento es el mismo, siempre voy a actuar igual por lo que mis sentimientos no varían. Esto da lugar al anquilosamiento, al tedio y, por tanto, a una vida sin alicientes tendente a la depresión. Hay que introducir nuevos pensamientos y variar los hábitos para generar nuevos sentimientos que nos proporcionen placer (o no, pero en todo caso siempre hay que investigar y experimentar o eso creo yo) Hay que destruir viejas ideologías que ya no nos aportan nada nuevo como personas para renovarnos y siempre estar abiertos a PROBAR.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s