No solo pájaros en mi cabeza

10606160_10203678142867747_8852580471740235068_n

Quiero vaciarme de mí para poder llenarme más de ti, de tus idas, de tus venidas, de tus secretos a media voz cuando intento dormirme más temprano…

Quiero que esos pájaros que se cuentan por miles en mi rincón de pensar, se esfumen con tu sombra y cesen ese cantar que perfora mis ideas vaciándolas de la sensatez que te sobra y la paciencia que me falta…

Quiero dejar de sentir que soy la última letra de tu abecedario y que tu obsesión empieza por V. y la mía termina en A. porque más que empeño, somos necesidad…

Quiero poder extraer la moraleja de este Limbo que me ha tomado de rehén sin factura y aprender la lección sin tener que mirar una pared en blanco… Enterarme de qué va la vida, sin tener que alquilar consejos seniles para aplicarme un cuento que no está hecho de polvo de hada, sino de sueños rotos y carrozas averiadas.

Quiero que ahogues mi destino con tus abrazos y que mi lengua sepa dónde tiene que lamer para robarte una sonrisa a media noche. Quiero que tus proyectos se paseen desnudos entre mis pechos, que pongas sal a esos gélidos recuerdos de un ayer pendiente de olvidar y perdices de menú a nuestra fantasía recién nacida… y que esta Historia con mayúsculas, sea un principio sin final.

Anuncios

De dos en dos

cuddle_220814_1408704814_74_

De dos en dos conté tus besos, como quién cuenta ovejas en una noche estéril de sueños locos y sábanas demasiado limpias para guardar secretos…

De dos en dos conté tus huesos, mientras mis dedos se perdían por tus suaves colinas queriendo atrapar con sus yemas tu deseo…

De dos en dos conté tus promesas, como frágiles palabras que susurra esta brisa aprendiz de viento que no mece sino habla, que no cuenta sino que está aprendiendo a escuchar …

De dos en dos conté cada una de tus sonrisas, como quién cuenta cuentos chinos a la inocencia sin preguntarse si al crecer se tatuarán en su recuerdo…

De dos en dos conté tus caricias sobre mi piel ciega que no ve más allá de tus pechos, de tus reptiles formas serpenteando sobre mí, de tu embriagador cuello, de mi nariz …

De dos en dos nos hicimos uno, como quién sabe que no hay mayor placer que tu piel sobre la mía y que tu mundo sobre mi mundo … porque no hay carga pesada que sobre mí recaiga si el peso es a compartir.

Así que…

229617-131043_p

Así que he aprendido a quererte,

Sin remedio y sin razón…

A través de tus palabras mudas,

A través del corazón…

Así que he aprendido a esperarte,

Sin remedio y sin presión…

A través de tus dulces promesas ,

A través de la ilusión…

Así que he aprendido a callarte,

Sin remedio y con pasión,

A través de mis labios mojados,

A través de mi respiración…

Shhhhh…